En todo el mundo, el encender una vela es un gesto sagrado. Muchas son las intenciones por las que podemos encender una vela: iluminar la oscuridad, elevar una oración, fortalecer nuestros propósitos, implorar la bendición, abrirnos a lo divino, alimentar nuestra gratitud.

20,545,419 velas se han encendido en 194 países, de las cuales 2,390 han sido encendidas en los últimos 2 días.

Te damos la bienvenida a la práctica de encender una vela, a través de la cual puedes conectar tu quietud interior con una comunidad global. Te invitamos a sentir esta conexión. Haz una pausa y pon toda tu atención en este ritual, en el que serás guiado paso a paso.